jueves, 12 de septiembre de 2013

VÍA VERDE DEL ALBERCHE

El pasado 7 de septiembre, un grupo de 25 personas realizamos una excursión organizada por SPAINBIRDS NATURE TOURS y guiada por John Muddeman a la Vía Verde del Alberche. Dividimos el recorrido en dos tramos: por la mañana caminamos parte de la ruta que se inicia en San Martín de Valdeiglesias y por la tarde, un tramo paralelo al río Alberche desde el embalse de Picadas. 

El recorrido discurre en su mayoría por pistas de tierra anchas y sin apenas desniveles, por lo que es una buena opción para hacerla con niños o en bici. El tramo mañanero deparó buenas observaciones ya que, sin apenas haber andado 50 metros, ya disfrutábamos de las evoluciones de algunas currucas zarceras mientras intentábamos localizar a un escribano soteño que cantaba sin parar pero no se dejaba ver. Pero la primera ave de interés fue también la primera en ser localizada, gracias al ojo de Félix. Un precioso torcecuello posado en un almendro para deleite de los allí presentes. Al rato, ya con un calor considerable, empezamos a dirigir la vista al cielo, las rapaces no tardarían en aparecer. Así nos lo hizo saber algunos buitres leonados que ya surcaban por encima de nuestras cabezas. Como no podía ser de otra manera, el buitre negro también se dejó ver, al igual que las primeras águilas imperiales ibéricas, concretamente dos jóvenes y un subadulto. Entre este movimiento de rapaces, dio tiempo a añadir a la lista especies tan interesantes como varios jóvenes de oropéndola y un grupo de picogordos, todos en el mismo árbol, y buen paso de golondrina dáurica. Con este saco de especies emprendimos la vuelta al bus y nos fuimos a Pelayos de la Presa a tomar un refrigerio. Para hacer tiempo hasta la hora de comer realizamos, en el mismo pueblo, una breve ruta por una zona de pinar, destacando rabilargo y papamoscas cerrojillo. 

La comida la realizamos en el merendero del embalse de Picadas para, posteriormente, realizar otra caminata por la Vía Verde a través de un bonito cañón fluvial repleto, principalmente, de pinar. La ruta fue muy agradable aunque escasa en cuanto a número de especies. Llegamos a un puente donde encontramos excrementos de nutria. El cielo se tornó gris y encapotado, amenazando lluvia, y regresamos con celeridad. Algunas gotas cayeron en nuestro regreso para que, de pronto, volviera el sol, casi finalizando. 

Como íbamos bien de tiempo, John decidió parar en las afueras de Navas del Rey y caminar por algún camino próximo al centro de fauna, esperando ver rapaces pues es, al parecer, buen lugar para observarlas. Personalmente fue la mejor parada de todas, con buenos momentos como la observación de tarabilla norteña, cogujada montesina (didácticas observaciones para que la gente pudiera apreciar las diferencias con su prima), alcotán europeo con una presa entre las garras y varios ejemplares de águila imperial ibérica (una pareja de adultos y un subadulto). Este lugar en primavera debe ser una mina, así que ya está marcado en rojo en mi cuaderno de campo para futuras visitas. 

Con un buen cierre de jornada regresamos a Madrid sin contratiempos. Dar las gracias a John por su buen hacer y su entusiasmo, y al grupo por el buen rollo demostrado, una vez más, en estas salidas ornitológicas.

Para cerrar el post os dejo algunas fotos de la jornada. Gracias por seguir mi blog. Un  saludo.



Buitre leonado Gyps fulvus



Tarabilla norteña Saxicola rubetra



Águila imperial ibérica Aquila adalberti



No hay comentarios:

Publicar un comentario