jueves, 24 de mayo de 2012

PAJAREO Y RELAX

El pasado puente de San Isidro nos vino de perlas a mi amada Mariajo y a mi. Una escapada a mi tierra para desconectar y quitarse preocupaciones de la cabeza es lo que necesitábamos, y cundió. Vaya si cundió. Hubo tiempo para hacer todo lo que teníamos pensado, sin prisas ni estrés. Visita a la familia, pajareo y playa. Lo agradecimos, lo agradecimos mucho. Las playas de Villananitos y Torre Derribada nos dieron esos momentos de relax y tranquilidad, con alegría y amor. Mar en calma, no mucha gente y deseos de que el tiempo se parara. 

Otro momento de relax y sosiego fue los paseos y visitas a nuestras queridas salinas de San Pedro del Pinatar, que siempre deparan buenos momentos. No andaba mal la cosa de bicherío, destacando la presencia de, como siempre, flamencos y tarros blancos, además de limícolas varios (chorlitejos grande y patinegro, correlimos zarapitín, menudo, tridáctilo y común, avocetas, cigüeñuelas y archibebe común), charrancitos y charranes comunes por doquier y bastante paseriforme. Un par de jornadas de pajareo sin prisas ni agobios, degustando el lugar como nunca antes lo habíamos hecho.

Todo fue a pedir de boca, fue un momento especial y la pena se apoderó de nosotros cuando nos enfrentamos con la cruda realidad de la vuelta a Madrid. Habrá que buscar otro momento para bajar de nuevo. 



Gaviota picofina



Vuelvepiedras



Cigüeñuela común



Charrancitos



Correlimos tridáctilo



Correlimos zarapitín






2 comentarios:

  1. Esos limis cada vez te quedan mejor...volveremos allí tantas veces como podamos te lo prometo.
    Te amo

    ResponderEliminar
  2. Estupendas fotos, especialmente la del zarapitín. Te echaremos de menos, a ti y tu cámara, en Noruega!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar