viernes, 23 de diciembre de 2011

LAGUNAS MANCHEGAS

El pasado miércoles 21 un grupo de intrépidos pajareros visitamos algunas de las numerosas lagunas que se desperdigan por La Mancha con la intención de observar y fotografiar aves, hecho que a algunos se les dio mejor que a otros. El cielo amaneció despejado, pero el frío era latente, y lo notábamos especialmente cuando nuestras manos entraban en contacto con los equipos fotográficos.

Nuestro primer destino era la laguna de Manjavacas, en la provincia de Cuenca, y el único lugar de la Península donde, hasta ahora, se sabe que ha criado el flamenco enano, divagante africano. En verdad, nuestro principal objetivo allí era observar y fotografiar a las numerosas grullas comunes que estaban presentes. Desgraciadamente, cuando llegamos, las grullas ya habían abandonado la laguna para alimentarse en los campos de los alrededores. Nos tocaba avanzar con el vehículo para ir en su busca y rezar para que algún grupo nos sobrevolara por encima. Muchos grupos levantaban el vuelo pero no pasaban tan cerca como esperábamos, y otros permanecían en tierra pero a una distancia más que prudente. Hicimos lo que pudimos, pero el disfrute de observar cerca de 3000 ejemplares moviéndose por la zona nos deleitó pasamos un rato muy entretenido. Y si a esto le añades la observación de dos grupitos de ganga ibérica en vuelo y uno de ánsares comunes cerca de nuestra posición, podemos decir que la primera parte de la mañana fue redonda. Visto que no íbamos a conseguir mucho más con las grullas, avanzamos hacia la laguna para completar la lista con las numerosas anátidas y limícolas que se veían en el agua. De anátidas destacamos el cuchara europeo, la cerceta común, el ánade friso y el ánade azulón; de limícolas, buenas observaciones de correlimos menudo y común, chorlitejo grande y patinegro. Además, avefrías europeas, dos avutardas en vuelo (las únicas del viaje), escribano palustre, mucho aguilucho lagunero, una hembra de aguilucho pálido y una nueva especie para mi: un primer invierno de gaviota enana. 



Bando de grullas comunes


Con los deberes hechos nos dirigimos a la laguna del Pueblo, en Pedro Muñoz, donde comimos. Allí destacaremos zampullín chico, tarro blanco y mucha gallineta común.



Laguna del Pueblo


A las afueras de Campo de Criptana, cerca de la laguna del Salicor, se encuentran unos campos de labor muy querenciosos para observar esteparias. Se puede ver avutarda, sisón, alcaraván y ortega, pero nosotros solo vimos un bando de grullas. Habrá que intentarlo en otra ocasión. Si fuimos hasta allí sería por algo, digo yo.

Para acabar el día nos dirigimos a la laguna de La Veguilla, en Alcázar de San Juan, y que nunca decepciona. Parecía un hervidero de aves, donde el grupito de flamencos nunca falla, sus numerosos aguiluchos laguneros, anátidas (solo porrón europeo como nueva especies respecto del resto de lugares visitados), mucho gavioteo, y la visión de un fumarel común entre las reidoras y sombrías. Ha decidico pasar las fiestas navideñas con nosotros, bienvenido sea. El audio de un rascón europeo mientras las cigüeñas blancas entraban a la laguna a dormir (vaya espectáculo) cerró un excelente día de campo. 



Laguna de La Veguilla


1 comentario:

  1. ¡Vaya día más productivo! Me encanta la foto de las grullas, ¡la has bordado!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar