viernes, 29 de abril de 2011

ARRIBES DEL DUERO

Los pasados días 9 y 10 de abril visitamos el sector salmantino de Los Arribes del Duero, Parque Natural de singular geomorfología y paisaje de profundos valles fluviales encajonados sobre escarpadas paredes, donde se alberga una rica variedad botánica y faunística, destacando sus aves rupícolas, como pudimos comprobar durante el fin de semana.

La primera parada, después de recoger en Salamanca a dos miembros de SEO Salamanca que harían las veces de guías, la hicimos en el llamado mirador Picón de Felipe. En este lugar, tras un placentero paseo por camino empedrado, tuvimos oportunidad de observar no solo el espectacular paisaje, sino nuestras primeras aves del viaje: alimoche, buitre leonado, cigüeña negra, roquero solitario y golondrina dáurica, por citar algunas. Las vistas merecen de por sí una visita a la zona.



El río Duero desde Picón de Felipe


Ya por la tarde, iniciamos una ruta desde Masueco que nos llevaría, también tras agradable paseo, hasta el Pozo de los Humos, importante caída de agua proveniente del río Uces que se transforma en espuma debido a la violencia de la caída. Advertir que el tramo final de la ruta baja en fuerte pendiente, justo donde ya no se puede acceder con vehículo. Aun así, merece la pena el esfuerzo. Y fue aquí donde pudimos observar a la estrella del espacio natural: el águila perdicera. Sus evoluciones en el aire y su inigualable belleza dejaron postales únicas entre los asistentes.



Pozo de los Humos






Águila perdicera


El camino de vuelta al pueblo ofrece igualmente oportunidades para observar aves y deleitarse con los paisajes agrícolas y su diversidad floral. Bajo el concierto continuo de los ruiseñores comunes, pudimos ver y oír especies recién llegadas de África como el mosquitero ibérico o la curruca carrasqueña, y especies residentes como el triguero.

El domingo nos dirigimos a Mieza para visitar otro de los numerosos miradores que permiten escudriñar el Parque a vista de pájaro. En este caso la primera parada la hicimos en el mirador de La Code. En el camino de ida pudimos observar curruca cabecinegra y carrasqueña, cuco, alcaudón común y picogordo, entre otros. Ya en el mirador, aparte del abundante buitre leonado, pudimos ver el vuelo majestuoso de la perdicera y el alimoche. 

En el mirador de Las Janas, desde el pueblo de Saucelle, hay una buena panorámica de la penillanura salmantina. Abundante la curruca rabilarga en el camino de acceso. Allí apareció el buitre negro y un inusual buitre leonado albino. Destacar también la abundancia de mariposas, con diversas especies en plena actividad.



Macaón



Saltacercas




Antes de abandonar el Parque Natural con dirección a Madrid, realizamos una última parada en el Cachón del Camaces, otro salto de agua que bien merece una visita.




Tritón jaspeado



Golondrina común





1 comentario:

  1. preciosas las mariposas, eres una maquina haciendo fotos, me gustan todas

    ResponderEliminar