viernes, 27 de mayo de 2011

SEMANA SANTA EN DOÑANA

El agua que en los últimos años ensombrece la celebración de la Semana Santa nos dio una tregua el día de San Jorge. El sol dominaba sobre las nubes, y veíamos Doñana por primera vez desde nuestra llegada de forma diferente. Mientras nos adentrábamos entre pinares y matorrales por sinuosas pistas de tierra, los rayos de luz se abrían paso entre la tupida hojarasca primaveral, permitiendo disfrutar de un entorno mágico, esperando a que apareciesen, de pronto, hadas y duendes revoloteando hacia nosotros. El bosque parecía cerrado para sí mismo, virgen, donde sólo oíamos el silencio de la naturaleza que nos acompañaba. Las aguas estancadas, formando pequeñas lagunas y lucios, mostraban colores varios, acorde con el ecosistema que lo rodeara; el verde de las plantas se veía más intenso, señal de que ya estábamos bien entrada la primavera; y los animales estaban en plena ebullición, y vestidos con sus mejores galas.

Y entre estos, sobresalía uno en concreto, igualmente hermoso y colorido, que acompañaba sus pasos con el silencio del lugar, como guardando un secreto, y la Madre Naturaleza sólo nos permitió conocer una pequeña parte de ese secreto en forma de pequeño gato manchado que, con paso parsimonioso y tranquilo, apareció ante nuestros ojos desfilando como si nosotros no hubiéramos hecho acto de presencia, y desapareció entre la vegetación como el sol cuando el viento arrastra las nubes. Todo se cubre y el encanto desaparece. El momento mágico se esfuma y da paso a la cruda realidad. Empieza a chispear. Y el arroyo baja deprisa, con celeridad. Y el momento queda grabado en nuestras retinas y en nuestras mentes para siempre. No habrá viento ni corriente de agua que puedan arrastrar lo allí vivido nunca. La naturaleza ha hablado, y con ella se guarda de nuevo su mayor secreto.



Lince ibérico


Se me olvidaba algo... ¡Ya sé! Las aves, claro. Pues Doñana es un magnífico enclave para disfrutar de las aves por estas fechas. La lista estuvo en 101 especies, creo. No estuvo mal, no...



Garcilla bueyera



Focha cornuda



Morito






No hay comentarios:

Publicar un comentario