viernes, 28 de enero de 2011

EL GATO MANCHADO (I)



El Parque Natural de Andújar, declarado como tal en 1989, presenta un paisaje adehesado, con suaves lomas y laderas umbrías donde el ganado de lidia campa a sus anchas en las numerosas fincas existentes, y donde las formaciones graníticas emergentes entre la abundante vegetación dan una curiosa visión del último bastión del lince ibérico en el mundo.

Sus carreteras estrechas se convierten en auténticas arterias por donde acceder a prácticamente todos los rincones de la sierra. Virgen de la Cabeza, y su santuario, se convierte en el único núcleo de población dentro del Parque, convirtiéndose así en el corazón del espacio protegido.

Podemos encontrar gran variedad botánica, pues existen gran variedad de ecosistemas que hacen del lugar un paraíso para los amantes de la flora. Sus dehesas, pinares, zonas arbustivas y bosques de ribera dan una idea de los variados hábitats existentes.

Eso conlleva, sin duda, a que se convierta en un lugar privilegiado para la fauna. De hecho, el Parque Natural está declarado también como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA). Efectivamente, el Parque se convierte en un santuario para especies amenazadas como el buitre negro y el águila imperial ibérica, como tuvimos la suerte de disfrutar. Hasta cuatro individuos de águila imperial amenizaron el mediodía con sus vuelos de cortejo, picados y reclamos: un damero, un pajizo y una pareja adulta nos sobrevolaron junto a una solitaria águila real, una pareja de buitre negro y varios buitres leonados. Todo esto en un corto intervalo de tiempo.



Águila imperial ibérica



En el embalse del Encinarejo disfrutamos de nuevo con la pericia aérea de un adulto de águila imperial, y con las excelencias natatorias de la nutria, otro habitante habitual de estos parajes.



Embalse del Encinarejo



Embalse del Jándula




Cabra montés



Cormoranes grandes


La población cinegética en el Parque Natural es también notable, con abundancia de conejo, jabalí, ciervo, gamo y muflón, estos dos últimos introducidos para la caza.

Pero el verdadero protagonista del Parque Natural es el gato manchado, al que habíamos venido a ver...


1 comentario:

  1. Hola Gabi, te prometí que me metería a cotillear el blog y aquí estoy :). Veo que te gustan los finales enigmáticos "al que habíamos venido a ver..."
    Me gusta la foto de la cabra.

    Un abrazo

    ResponderEliminar