domingo, 10 de julio de 2016

¡POR FIN, ALZACOLA!

Esta era una observación que deseaba hacer especialmente en la Península. Una observación breve y no muy buena en mi viaje a Marruecos en 2010 era mi único bagaje con esta especie y mi deseo era verla bien aquí y, si era posible, también fotografiarla. Este pasado fin de semana (en realidad, fue medio finde) pude hacer realidad mi deseo, de la mano de Alfonso Roldán Losada y Secundino Muñoz Vilchez, sus hides de tela y una familia de alzacolas muy colaboradora. Todo ello en un paisaje típicamente andaluz, entre olivos y con el calor como protagonistas. Desde aquí les doy las gracias y animo a quien tenga deseo o ganas de retratar a una de las aves más peculiares de nuestra avifauna, se pongan en contacto con ellos a través de Facebook. La temporada está a punto de acabar y habrá que esperar a la siguiente primavera para retratarlos como es debido. 

Y en unas pocas horas en el escondite, pude observar diversos comportamientos que me llamaron la atención, además de su belleza. Esa cola es espectacular. El día anterior aparecieron en la zona los pollos nacidos esta primavera y, al igual que los adultos, se pasearon por los posaderos sin ningún pudor. Los jóvenes eran los más pizpiretos, abriendo alas y levantando cola, e iban de los  posaderos al suelo y viceversa sin parar. Los adultos tenían en mente sacar adelante otra nueva hornada de alzacolas porque jugaban al poli bueno y al poli malo. Mientras, de vez en cuando, la hembra daba de comer a los pollos, el macho les perseguía y picoteaba, "invitándoles" a abandonar el territorio. A esto, los jóvenes adoptaban una postura de lo más curiosa: se pegaban al suelo con las alas y cola completamente abierta mientras piaban sin parar. Una mañana estupenda, disfrutando mucho y esperando repetir de nuevo.

A continuación os muestro unas pocas imágenes de las muchas que obtuve ese primer sábado de julio. 



Alzacola Cercotrichas galactotes




Alzacola Cercotrichas galactotes




Alzacola Cercotrichas galactotes




Alzacola Cercotrichas galactotes




Alzacola Cercotrichas galactotes




Alzacola Cercotrichas galactotes





Alzacola Cercotrichas galactotes




Alzacola Cercotrichas galactotes




Alzacola Cercotrichas galactotes




Alzacola Cercotrichas galactotes




Alzacola Cercotrichas galactotes




Alzacola Cercotrichas galactotes




Alzacola Cercotrichas galactotes




Alzacola Cercotrichas galactotes




Alzacola Cercotrichas galactotes



Pues esto es todo por ahora, gracias por pasaros por aquí. Un saludo y feliz verano. 




2 comentarios:

  1. Menudo reportaje! Debiste disfrutar de lo lindo!!! Las fotos con la cola en abanico son muy originales y no se ven mucho. Yo, que compartí contigo aquel breve momento en Marruecos NO la he visto en la península... todavía... así que me pongo en tu lugar y me hago una idea del subidón... Un abrazo, saludos a la familia.

    ResponderEliminar
  2. Disfruté mucho de la familia de alzacolas y, por fin, lo bombé aquí. El encuentro "exprés" de Marruecos me supo a poco y desde entonces añoraba este momento. Te recomiendo su observación porque es un bicho espectacular. De tu parte, un abrazo.

    ResponderEliminar