jueves, 28 de febrero de 2013

MADRID-RÍO SE PONE DE MODA

Hace ya casi un mes que se está hablando de esta nueva zona verde de Madrid por la presencia de dos ejemplares de gaviota argéntea. Habiéndola visitado el año pasado para detectar a un ejemplar de gaviota de Delaware (sin éxito), uno se da cuenta de la importancia que este lugar va teniendo para ciertas especies de aves, entre ellas las gaviotas. El tramo que discurre entre los puentes de Segovia y Toledo es la mejor referencia para la observación plácida de aves, especialmente cuando te sitúas enfrente del estadio de fútbol Vicente Calderón. La mañana del pasado domingo invitaba, a pesar del frío, a, por lo menos, dar un paseo y, de paso, quitarnos un poco el "mono" que nos acompaña cuando hace tiempo que no dedicamos un segundo al campo y la naturaleza. Y esa mañana dominical estábamos Mariajo y yo, prismáticos en ristre, recorriendo el paseo observando todo lo que se movía por allí. Una solitaria garceta común nos deleitaba con su marcial paso mientras las lavanderas blanca y cascadeña iban de aquí para allá. Pero el grupo de aves más numeroso era el de gaviotas: sombría y reidora, sobre todo. Pero también había alguna patiamarilla y, quizás, la argéntea que se vio hace unos días. Y, a lo mejor, hasta la Delaware. Quien sabe...

Aparte de los láridos, los cormoranes grandes se presentaban en buenos números, con su característico vuelo, y posados en lugares varios, incluida la parte más alta del estadio colchonero. Y los ánades reales, igualmente numerosos, buscaban bajo los puentes un poco de protección. Para rematar la faena, la pareja de gansos del Nilo en vuelo delante del campo de fútbol. En las zonas arboladas, mosquitero común, reyezuelo listado, gorrión común, carbonero garrapinos y mirlo común, entre otras especies. El viernes, si el tiempo lo permite, visitaré de nuevo el lugar en compañía de Gabi Martín.

Por la tarde nos acercamos a El Pardo a dar otro paseo. De nuevo los cormoranes grandes resultaron numerosos, así como un bando de una veintena de buitres leonados que ya se recogían ante la inminente llegada de la lluvia. La observación lejana pero buena de un adulto de águila imperial ibérica fue el perfecto broche a una tarde que acabó antes de lo previsto.

A continuación os pongo algunas fotos de la jornada, pendientes de la correcta identificación de las gaviotas en cuanto a edad y plumajes (es que no tengo ni idea). Se agradecen comentarios y correcciones, por supuesto.

Gracias por seguir mi blog. Un saludo.



Garceta común Egretta garzetta




Cormorán grande Phalacrocorax carbo




Gorrión común Passer domesticus



Mosquitero común Phylloscopus collybita



Gaviota sombría Larus fuscus
Primer invierno



Gaviota sombría Larus fuscus
Segundo invierno



Gaviota sombría Larus fuscus
Primer invierno






4 comentarios:

  1. Hola Gabriel. Pues sí, parece que Madrid-Río se pone de moda. Yo estuve por ahí la semana pasada, y también saqué bastantes observaciones interesantes. Es un lugar muy bueno para pasear y observar aves.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Gabriel.
    Que cantidad de observaciones al ladito de casa, habrá que acercarse por allí.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  3. Parece mentira, verdad? Pues hoy repito por la tarde. Ya os cuento que tal se dio.
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  4. Un par de veces he andado por su ribera, pero nunca saqué tanto partido al paseo... Habrá que repetir!
    Saludos, amigo.

    ResponderEliminar