viernes, 12 de noviembre de 2010

SAN PEDRO DEL PINATAR (7 de noviembre)

Aprovechando el puente de la Almudena en Madrid, bajé a casa con la intención de pajarear por varios de mis sitios favoritos. Pero el mal tiempo me obligó a salir sólo una mañana, así que planeé la salida a la ruta de las Encañizadas y un pequeño asomo a la charca de aclimatación de las salinas.

Llegamos mi hermano Raúl y yo temprano al parking que hay junto al molino de Quintín. Nada más empezar a andar, observamos un combatiente alimentándose en la orilla. 



Combatiente


De camino observamos varios vuelvepiedras, correlimos de diferentes especies (tridáctilo, común, menudo, zarapitín) y un grupo de zampullines cuellinegros que no alcanzarían los 100 individuos. Casi llegando al molino de la Calcetera, observamos flamenco común y tarro blanco. En un pequeño apartadero para barcas, varias gaviotas patiamarillas posaban en las empalizadas de madera y, entre ellas, una gaviota cabecinegra en plumaje de invierno. Ya estábamos llegando a las Encañizadas, con sus emblemáticos edificios en sendas lengüetas de tierra. Allí añadimos a la lista chorlitejo patinegro y grande, zarapito real, gaviota reidora, un grupito de seis chorlitos grises y un halcón peregrino posado en una torreta. 



Chorlitejo patinegro




Halcón peregrino




Vuelvepiedras


Nos propusimos llegar hasta la playa de Punta de Algas, donde nos encontramos grupos bastante nutridos de verderón común, bisbita pratense y algunas garcetas comunes en charcas cercanas al mar. Nos adentramos un poco en esas charcas y, para mi sorpresa, pude observar un aguilucho que me pareció cenizo, por lo rojizo de las partes inferiores. Desgraciadamente, la observación duró unos segundos pues se abalanzó sobre tierra y quedó oculto por la vegetación. Por las fechas, no debería haber ya cenizos pero esa coloración me creó confusión.

Volvimos sobre nuestros propios pasos al coche, y nos dirigimos a la charca de interpretación de las salinas, donde sí había bastante movimiento de limícolas: chorlitejo grande y patinegro, correlimos común (el más abundante), archibebe común y claro (éste, más abundante, hasta contabilizar 12 ejemplares), y un grupo mixto de agujas colinegras y colipintas (ésta en mayor número). También estaban presentes gaviotas reidoras y picofinas.



Archibebe claro




Correlimos común



Con buenas observaciones y registrados buenos números de ejemplares, la mañana no dio más de sí. Pusimos rumbo a casa y a planificar otra salida para dentro de nada.







No hay comentarios:

Publicar un comentario