lunes, 8 de febrero de 2016

COLLALBA DESÉRTICA Y DÍA EN TABLAS Y NAVASECA

Día completo el pasado 31 de enero con Félix y Rodrigo. El plan inicial era visitar las Tablas de Daimiel por la mañana y la laguna de Navaseca pero la aparición de la collalba desértica en Sonseca trastocó un poco los planes y surgió la idea de, al menos, intentarlo. No costó mucho localizarla al lado del punto limpio, en un área de almendros recién plantados. La disfrutamos en sus idas y venidas durante buena parte de la mañana, hasta que un cercano disparo (día de caza en la zona) hizo que huyera al interior del punto limpio, hecho que aprovechamos para irnos de la zona y llegar a Tablas con el tiempo justo de recorrerlas y comer por allí.




Collalba desértica Oenanthe deserti


Gran decepción en Tablas, pues hacía tiempo que no las veía tan sosas. Como más destacado, un cuarteto de grullas en vuelo, varios bandos de ánsares comunes, un bandito de bigotudos oídos brevemente y la visión fugaz de un cercano rascón. Intentamos sin éxito localizar un dormidero de búho chico que Santi nos mencionó días atrás. Pues estaba claro lo que había que hacer a continuación: a la laguna de Navaseca.




Focha común Fulica atra


Que diferencia con Tablas. Buen movimiento de aves y, sorprendente, varias novedades en la zona. Una red de observatorios a lo largo del perímetro de la laguna, incluida la zona inundable al otro lado de la carretera, con paneles informativos y mejora de los caminos de tránsito y acceso. Un mejora que indica la buena disposición del lugar para el observador de aves y los que aman la naturaleza. ¡A ver cuánto duran!

La verdad es que vimos y oímos aves muy interesantes, con lo que pasamos una gran tarde de pajareo. Destacaré el buen número de anátidas, incluyendo algunas malvasías cabeciblancas y una hembra de porrón pardo. Varios aguiluchos laguneros, avefría europea, tarro blanco, agachadiza común, un bando de más de 50 combatientes, martín pescador, escribano palustre, pechiazul o gorrión moruno son solo algunas muestras de lo que pudimos observar aquella jornada vespertina. Y, sorpresa, al menos una golondrina común y dos aviones comunes en vuelo sobre la laguna. La primavera está a la vuelta de la esquina. 




Aguilucho lagunero occidental Circus aeruginosus



Gorrión moruno Passer hispaniolensis



Pechiazul Luscinia svecica


Como colofón, un inmejorable atardecer de rojo intenso, como la compañía y las observaciones de esta nuestra pasión, y con la idea de otra visita ya entrada la primavera.




Atardecer en Navaseca
© Rodrigo Jiménez


Gracias por pasaros por aquí. ¡Hasta pronto!



2 comentarios:

  1. Hola Gabi, Buena jornada, aunque fallara Daimiel, pero tampoco me extraña... ¿Qué tal de olores Navaseca? Siguen decantando aguas fecales? Sería un avance que entrara mejor agua... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Javi. Pues lo de las aguas fecales lo desconozco. Eso sí, de aves estaba muy bien y las nuevas infraestructuras le dan un mejorado aspecto. No me cansaría de visitarla. Un abrazo.

    ResponderEliminar