martes, 24 de febrero de 2015

CAMPO DE CALATRAVA Y ALREDEDORES

Llevo un tiempo sin actualizar el blog porque estoy en otras cosas. Tengo pendiente un par de entradas y, ahora que he encontrado algo de ganas y tiempo, publico la primera de ellas. Como tampoco estoy muy inspirado a la hora de escribir las crónicas, copio la que hizo mi amigo de aventuras Edu ese primero de febrero a tierras manchegas. 

"Al final solo dos integrantes, Gabi y yo. Cogimos los trastos de matar y para Campo de Calatrava que nos fuimos. Mañana espléndida, un sol radiante, ni una sola nube y ni gota de viento. Nada más llegar al cruce del camino de Cantagallos, ya estábamos viendo una de las concentraciones de sisones y pteróclidos que pululan por la zona y, detrás de ellos, algo más lejos, un bando de más de setenta avutardas. En esta ZEPA, lo principal es dar con el camino que te lleve lo más cerca posible de los bichos y procurar que la luz la tengas a la espalda. Bien, pues después de dar algún rodeo, logramos deleitarnos más de cerca de dicho grupo de sisones y gangas, unas 250 calculamos entre las dos especies, siempre predominante los primeros en una proporción 85-15% aproximadamente. Además, las avutardas las teníamos mucho más a tiro, aunque no lo suficiente para una buena foto. En general, no fue una buena jornada para la fotografía. Hubo un momento en que sí las tuvimos bien, pero un aguilucho lagunero levantó al grupo y marcharon hacia otro lugar unos cientos de metros más allá. También muy importantes las zonas de concentración de chorlito dorado, aunque más dispersas que los sisones. Las enormes calandrias y la predominante avefría rellenaban paisaje pletórico de todo tipo de aláudidos, bisbitas, tarabillas, etc., que hacen que este lugar sea de mis sitios favoritos para observar aves".



Concentración de sisones y gangas ibéricas
© Edu González



Avutarda Otis tarda


"También por la tarde tuvimos una experiencia inolvidable en un lugar que nos habían chivado, en donde había un grupo numerosísimo de pinzones entre los cuales se mezclaban también pinzones reales. ¡¡¡Pufff!!! un espectáculo. ¡¡¡Qué bonitos son estos bichosss!!! Sobre todo cuando se alimentaban en una rastrojera cercana, es cuando mejor se les diferenciaba de sus primos los vulgares, mejor que cuando se posaban en los árboles que teníamos enfrente".



Pinzón real Fringilla montifringilla


"Otras especies que eran objetivo se nos resistieron (correlimos de Temminck, falaropo picogrueso, búho real, collalba negra, elanio azul...) pero vimos otras interesantes (roquero solitario, tarro blanco, calamón, bisbita alpino, garceta grande, archibebe oscuro...)". 

Un gran día de aves, con la mejor compañía (por cierto Edu, creo que aun se sigue viendo el falaropo por allí) y muy bien aprovechado. Nos faltaron especies pero disfrutamos con las que salieron al encuentro. Deseando estoy de volver para la primavera, el espectáculo está garantizado.

Gracias por asomaros por aquí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario